en

Si sufres dolencias relacionadas con huesos y articulaciones no dudes en ir a los lodos de "Las Salinas", en Lo Pagán y aplicarte los conocidos "barros del Mar Menor". Fruto de la sedimentación, en las arenas y en el fondo de este pequeño mar se generan unos lodos con gran poder de absorción, acción mineralizante y efecto de cicatrización. 

Son muy adecuados para tratar las patologías de la piel y en casos de reumatismo, artritis, gota o rehabilitaciones tras una rotura ósea. También son utilizados como antiinflamatorio. Diversos centros de talasoterapia del Mar Menor utilizan estos lodos como base de diversos tratamientos terapéuticos y de belleza corporal.

Compartir: